San Pablo teólogo: Espíritu, alma y cuerpo (1 Tes 5,23)

         En la primera carta a los Tesalonicenses, después de haber dirigido a dicha comunidad diversos consejos acerca de la vida espiritual y sobre la forma de preservarse del pecado, San Pablo concluye con la siguiente expresión de deseo: Que Él, Dios de la paz os santifique totalmente; y que todo vuestro ser, el espíritu, el alma y el cuerpo, se mantenga irreprochable para la parusía de nuestro Señor Jesucristo (1 Tes 5,23).         La expresión que hemos destacado, se lee en griego: to pneuma kai h yuch kai to swma donde pneuma (pnéuma) … Continuar leyendo