Retornando a Magdala, pueblo de María Magdalena

El lugar, a orillas del mar de Galilea, alberga una sinagoga en la que se supone Jesús habría enseñado

Vista de Magdala (Migdal): Excavaciones y centro religioso de acogida

Vista de Magdala (Migdal): Excavaciones y centro religioso de acogida

En Magdala, a lo largo de las costas del mar de Galilea, algo único ha estado ocurriendo durante los últimos nueve años.

La historia comienza en 2004, cuando el padre Juan Solana, director del Instituto Pontificio Notre Dame de Jerusalén, se determinó a construir un centro de retiro en Galilea, donde gran parte de la vida y obra de Jesús tuvo lugar.

Se adquirieron cuatro parcelas de terreno en la orilla noroeste del Mar de Galilea, cerca de la pequeña ciudad israelí de Migdal, y de la aldea árabe destruida de Al-Majdal.

Ambas poblaciones recibieron su nombre, como se puede entrever,  de la antigua ciudad de Magdala, que fue por años la única ciudad en el lado occidental del Mar de Galilea hasta que Herodes Antipas comenzó a construir Tiberíades, en el año 20.

Hasta el momento, la excavación ha descubierto tres baños de purificación ritual, mercados, zonas residenciales, miles de monedas del primer siglo, cantidad de vestigios de cerámica de la época, e incluso una espada romana enfundada en su vaina.

El plan, inicialmente, contemplaba derribar algunas cabañas vacacionales de un viejo complejo turístico de playa (en desuso), y construir allí un centro de retiro que pudiese hospedar a aproximadamente trescientas personas.

Para el año 2009 todo estaba dispuesto para el inicio de la construcción, a excepción de una excavación rutinaria del sitio que, debido a la riqueza arqueológica e histórica de la zona, es un requisito obligatorio en la región antes de iniciar cualquier construcción.

Nadie esperaba encontrar algo, pero apenas a menos de dos pies por debajo de la superficie, los excavadores dieron con un banco de piedra.

Sin embargo, no se trataba de un banco de piedra cualquiera, sino de parte de una sinagoga del siglo primero, una de apenas siete de las que se sabe existían en el período del Segundo Templo, y la primera hallada en toda la región de Galilea.

Pero no sólo los arqueólogos hallaron esta sinagoga, sino que, además, desenterraron una ciudad entera: la antigua ciudad de Magdala, que se cree ser la ciudad natal de María Magdalena.

Pero es, además, la primera sinagoga descubierta perteneciente a la época de Jesús, de la que se sabe, por la Escritura, a la que el propio Jesús acudió, y en la que enseñó.

De hecho, se consiguieron monedas locales, en una habitación contigua de la sinagoga, fechadas en el año 29, precisamente cuando cuando Jesús, muy probablemente, ya habría estado activo en su ministerio.

Según el P. Eamon Kelly, vicepresidente a cargo del Instituto Pontificio Notre Dame, quien también está involucrado en el proyecto Magdala, esta sinagoga es la más bellamente decorada de las siete, llena de bellos mosaicos y frescos. Se estima que permaneció activa hasta el año 67.

“Entre los judíos que habrían venido a esta sinagoga seguramente había discípulos de Jesús que aún no habían sido separados de los judíos (es decir, entendidos como pertenecientes a otra religión) y, por esta razón, la sinagoga es también una especie de icono que representa lo que ambas religiones tenemos en común, desde nuestros orígenes”, dijo el P. Kelly.

En la sinagoga, los arqueólogos descubrieron además la llamada “Magdala Stone”, considerada por muchos expertos como uno de los descubrimientos arqueológicos más destacados de los últimos 50 años.

En la sinagoga, los arqueólogos descubrieron además la llamada Magdala Stone, considerada por muchos expertos como uno de los descubrimientos arqueológicos más destacados de los últimos 50 años.

Tallada en piedra, se encuentra la más antigua menorah encontrada hasta la fecha, así como la única representación del carro del fuego de Eliseo hallada en la arqueología israelí.

Todos los símbolos tallados en la piedra están relacionadas con el Segundo Templo. El Padre Kelly dice que, actualmente, se están desarrollando una abundante cantidad de teorías sobre el propósito y el significado de la Piedra, que seguramente  continuarán durante largo tiempo.

Pero no sólo los arqueólogos hallaron esta sinagoga, sino que, además, desenterraron una ciudad entera: la antigua ciudad de Magdala, que se cree ser la ciudad natal de María Magdalena.

Hasta el momento, la excavación ha descubierto tres baños de purificación ritual, mercados, zonas residenciales, miles de monedas del primer siglo, cantidad de vestigios de cerámica de la época, e incluso una espada romana enfundada en su vaina.

Fuente: Primeros cristianos (http://www.primeroscristianos.com/index.php/tierra-santa/item/2987-magdala-el-pueblo-de-maria-magdalena-vuelve-a-la-vida)

Se complementa la noticia con un artículo, anterior, tomado de la misma fuente:

Inauguran un parque arqueológico en el pueblo de María Magdalena

Cerca de Cafarnaún y frente al lago de Galilea,  inauguraron hace unos días el Magdala Center. Es un centro espiritual que, además de una iglesia y una hospedería, incluye este parque arqueológico.

Cuando comenzaron las obras descubrieron los restos de un antiguo pueblo de pescadores. Resultó ser Magdala, de donde procede María Magdalena.

Dina Avshalom-Gorni  Arqueóloga

“Aquí tenemos una unidad habitacional completa, también puede recibir el nombre de ínsula. Es un espacio que está delimitado por cuatro calles. Es el único complejo que tenemos excavado que tiene sus cuatro calles: la calle justo en la que estoy ahorita parada, que es la calle oeste, tenemos la calle sur, la calle norte y la calle este. Dentro, al interior, está toda una unidad habitacional con cuartos dedicados para distintas actividades”.

Lo que ha llevado a construir precisamente en este lugar un centro religioso ha sido otro descubrimiento. A un metro bajo tierra aparecieron los restos de una sinagoga del siglo I.

Arfan Najar Jefe de las excavaciones

“La vida de la sinagoga se daba en el centro. Aquí es donde encontramos la piedra sobre la que abrían y leían la Torah. La gente se sentaba alrededor, hablaban y leían la Torah justo aquí”.

Esa piedra es una de las joyas de la excavación. Contiene esta menorah, que es quizá el candelabro judío de siete brazos más antiguo del mundo encontrado fuera de Jerusalén.

Estos trabajos ayudan a comprender cómo se vivía durante el siglo I. Para el jefe de las excavaciones, aún quedan muchos interrogantes por aclarar. Pero está seguro de que Jesús pasó por este mismo lugar. Dice que “algo sucedió aquí que cambió el modo en el que los judíos pensaban las sinagogas. Y fuese lo que fuera, sucedió entre el año 20 y el 30”.

http://www.primeroscristianos.com//noticias/item/1759-inauguran-un-parque-arqueologico-en-el-pueblo-de-maria-magdalena

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario